Seleccionar página

Creemos que ha llegado el momento de hablar de alternativas y posibilidades a la hora de elegir sus respectivas empresas de teléfonos.

Toda línea de teléfono móvil debe funciona como diseñado pero elegir uno o cambio del presente no siempre es tan fácil, porque cuando hablamos de consumo mensual y “dinero” siempre nos cuesta para hacer experimentos.

Las empresas básicas y clásicas ya las conocemos todos, ahora que venimos a hablar con las OMV (operadores móviles virtuales).

Para hacer un breve resumen, un OMV es un operador de telefonía que no es el propietario de las líneas o de la infraestructura con la que presta el servicio. Finalmente alcanzó un acuerdo con el operador propietario de estas líneas y después establece el resto de negocios independientes (tarifas propias, la atención al usuario, etc.).

En España las únicas empresas que tienen su propia infraestructura son Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo. Cabe decir que el inicio de las OMV será movido, los precios eran muy atractivos, pero la calidad de su servicio no fue siempre el esperado, este hecho, añadido a migraciones cargado de obstáculos que nacieron algunas leyendas urbanas que aún perduran.

operadores-moviles-virtuales

Como usuario de OMV os puedo comentar que la cosa ha cambiado, la calidad del servicio móvil es tan buena como cualquier otra empresa, y de lo he podido probar hasta la fecha, la atención al usuario es infinitamente superior a lo que yo había utilizado y su punto fuerte, precio, mejora las tasas que antes pagaba.

No hablo de cualquier empresa específica, estamos presentando una lista a partir de los tres más famosos:

Tuenti, Pepefone, Simyo, Carrefour, Euskaltel, Jazztel móvil, RACCTel.

Todos ellos comparten las mismas tasas: un precio fijo mensual, que oscila entre 6 y 9 euros, que viene con una tarifa de datos y un coste por minuto de llamada no excede generalmente el 0,03 euro (siempre cuando compruebe el establecimiento de llamada), pueden varía para enviar mensajes SMS.

También ofrecen más a menudo dedicado a las personas que se llaman a menudo incluyendo minutos y establecimientos de llamada gratuita y pueden aumentar en alrededor de 2 euros cantidad mensual fijada. Hacer sus cálculos, personalmente he bajado unos 25 euros al mes.

Una pega es que las OMV no ofrecen terminales móviles y si los han ofrecido, nada a tener en cuenta, perfecto para usuarios que dispongan de móviles libre. En este caso, tener un teléfono móvil es la clave. Recuerda que cualquier teléfono móvil que ha cumplido su permanencia debe poder ser liberalizado para emplear cualquier compañía.

Te animamos a probar estas empresas y perder el miedo al cambio. Lo que hizo más pereza, eran las portabilidades, mantener el número y el proceso se ha agilizado y rara vez se presentan problemas.

Por otra parte, no tiene permanencia asociada, por lo que puedes cambiar en el momento que desees.