Seleccionar página

¿Por qué comprar el iPhone 8 / 8 Plus en vez del iPhone X? Hoy te contamos algunos de los motivos por los que el iPhone 8 es una buena opción frente al iPhone X.

Sin duda alguna Apple quiere que compres el iPhone X cuando salga a la venta ahora en Noviembre, vamos dentro de nada.

La tecnología y todas las nuevas características que incluye en este teléfono móvil puede hacer que sea muy apetecible, ya sea por su diseño novedoso, el faceID, por su pantalla e incluso por los animojis.

Por otra parte el iPhone 8 y el iPhone 8 plus sigue en la línea de la marca por lo que podemos considerar como teléfonos más convencionales dentro de la gama de Apple.

Por este motivo puede haber indecisión y preguntarte el motivo por lo que querer comprar uno de estos modelos en vez del nuevo iPhone X.

No quería decir que el iPhone 8 y el iPhone 8 plus no van a ir no van a tener un gran mercado detrás suyo, de hecho en este artículo te vamos a comentar alguna de las razones más importantes por las que alguien puede decirse a comprar este modelo frente al X.

Y sino quieres iPhone también puedes ver la review sobre el Samsung Galaxy S8 Plus.

Disponibilidad y precio

Uno de los secretos mejor guardados que rodeaban al iPhone X era el precio.

El coste de los nuevos modelos siempre permaneció más o menos invariable durante largos años, únicamente cambiaban en los modelos denominados como plus que son unos 100 € más caros que los anteriores.

De este modo al iPhone x rompe la línea de los precios quedándose cercano a los 1000 € en su opción más básica por llamarla de alguna manera.

Y si quieres opciones de almacenamiento de mayor tamaño vas a tener que pagar cantidades mayores que esta.

iPhone-8-vs-iPhone-X

La verdad es que este precio cercano a los 1000 € puede ser un gran escollo para que usuarios decían gastarse ese dinero en un dispositivo en el que probablemente en 2 años se haya quedado un poco desfasado.

Por otro lado si nos vamos a un iPhone 8 el coste cercano a los 700 € puede ser un precio más asequible para aquellos que quieran disponer de este nuevo modelo.

Además puede ser que sí por necesidad requiera ahora mismo un dispositivo usted directamente por comprar el iPhone 8.

De menor tamaño

Por lo que respecta al iPhone X reduce los biseles para ofrecer una pantalla más grande en un espacio más reducido, aunque sigue siendo un poco más grande que la del iPhone 8.

La tendencia actual es de ofrecer pantallas cada vez más grandes aunque no todo el mundo está dispuesto a tener un tamaño de móvil que no le pueda caer bien en el bolsillo.

Evidentemente qué ha descubierto este aspecto con el triunfo del iPhone s por parte de Apple en el que muchas personas optaron por este tamaño más reducido está viendo mejor tanto en la mano como los bolsillos.

Un modelo más convencional

El iPhone 8 sigue disponiendo del botón home qué es un recurso muy fácil de emplear e intuitivo, en contraposición en el iPhone X desaparece por completo.

De este modo la falta de un botón de inicio o home hace necesario a los usuarios acostumbrarse al FaceID, así como nuevo gestos para acceder al intercambio de aplicaciones.

De este modo debido a la familiaridad de uso del iPhone 8 puede ser un factor decisivo en que un usuario que conozca ya los móviles de Apple se decía por elegir este modelo.

Touch ID

En el iPhone X también se elimina el Touch ID que según especialistas de la marca ha sido uno de los mayores éxitos integrando en servicios como Apple Pay también siendo utilizado en el MacBook Pro.

Por lo tanto Apple optado por reemplazar la tecnología de digitalización de huellas dactilares por la facial, en vez de colocar un escáner de huellas digitales en la parte posterior del teléfono cómo hicieron como han hecho otros proveedores.

Los informes prácticos sobre la utilidad del FaceID han sido destacables también aunque no cabe duda que no deja de ser menos rápido intuitivo como lo es el Touch ID.

Este puede ser otro de los factores decisivos a la hora de elegir un iPhone 8 o 8 plus en vez del X.

Materiales y diseño iPhone X

Sin duda alguna el aspecto más llamativo del iPhone X es su diseño.

Dispone de biseles reducidos en los lados, abajo y arriba, haciéndolo un móvil muy apetecible.

El iPhone X se emplea nuevos materiales para cambiar la apariencia del teléfono. En los lados leemos que son de acero inoxidable brillante y la parte posterior de un brillante cristal, un detalle que hace recordar a los primeros iPhone.

En el uso cotidiano estos aspectos pueden ser muy delicados ya que el cristal se puede romper fácilmente y el acero inoxidable rayarse.

Por este motivo apple ha decidido sacar estos dispositivos o estos dos modelos casi a la vez ya que algunos usuarios tiran más identificados con el iPhone 8 que con los grandes cambios que trae el iPhone X.

Más bien se puede tener teléfono y es una prueba para ver como responden los usuarios a las nuevas tecnologías que incorpora así como los propios resultados de las mismas.